viernes, 11 de noviembre de 2016

Satanás no hace nada si no es con permiso de Dios


Es imposible que Satanás haga nada, sin tener el permiso del cielo. Todo lo que el enemigo hace en contra nuestra, tiene que estar firmado por DIOS. A pesar que no entendamos lo que está pasando, que nos produce dolor, quizás nos produce confusión, viene con un propósito de llevarnos a un nivel mayor del que nos encontramos en el momento determinado. Si estás siendo zarandeado, atacado por diferentes vientos, diferentes situaciones, todo lo que estás pasando, fue aprobado por el cielo, para llevarte a un nivel mayor. Si Satanás me pide que te suelte, yo no te suelto, si él me pide lo que va a hacer, lo puede hacer. Hoy te vengo a decir que Satanás pidió un permiso para zarandearte. Jesús oró para que Pedro no fuese atacado por Satanás, Jesús oró para que no pases lo que Pedro estuvo viviendo, sino para que en medio de lo que estás pasando, tu fe no te falte. Dios te dice: LO QUE ESTÁS PASANDO, YO PUDIERA EVITARLO, PERO, LO ESTOY PERMITIENDO, PORQUE NO ES UN AZOTE, ES UN ZARANDEO. Cuál es la ventaja de ser zarandeado? Es que el zarandeo divide al trigo de lo que es la paja. Cuando DIOS permite que venga ese zarandeo a tu vida, zarandeo es literalmente sacudir con violencia. Todo lo que es paja en tu vida SALGA, y que solamente se quede el trigo. La paja son los amigos falsos, los malos hábitos, paja es depender de personas que Dios no quiere que tu dependas. Todo lo que no planté, lo voy a desarraigar de tu vida. Porque antes de Dios plantar, desarraiga las malezas, antes de edificar, primero remueve los escombros. Lo que Dios ha dejado en tu vida es trigo, y lo que ha sacado de ella, es paja. DIOS TE DICE: LIMPIO TU CAMPO, LIMPIO TU VIDA, LIMPIO TU CASA, COSAS QUE PARECÍAN BUENAS, DIOS LAS QUITA. Pastora Yesenia Then.