lunes, 20 de febrero de 2017

¡A COMER CARNE EN CUARESMA!


Un hno. nos aportó este excelente comentario desde hace un tiempo….
(((¡¡A COMER CARNE EN CUARESMA!!)))
Cuando era pequeño recuerdo que me enseñaron que no se debía comer carne los viernes de cuaresma. Las explicaciones que me daban, no me fueron haciendo sentido con el paso de los años:

- Qué raro era ver a alguien con su amante en la playa, embriagado, pero “sin comer carne”.
- Fulano o Mengano, conocidos ladrones o asesinos de tal o cual régimen político, “sin comer carne”.
- En “semana santa” se podía fornicar, participar en orgías, mentir, etc, pero eso si, “sin comer carne”.
- El sacerdote que enseñaba que no se podía comer carne, iba con su amante masculino (eran gays) a su casa de veraneo, pero claro está, “sin comer carne”.
- ¿Por qué el pescado no es carne?, creo que no puede ser considerado “vegetal”.
En fin, observaciones y preguntas como las referidas me hicieron indagar un poco más en el asunto. Buscando en la Biblia, encontré textos como los siguientes:
Marcos 7: 14 - 19
“Llamando a sí a toda la multitud, les dijo: Oídme todos y entended: Nada hay fuera del hombre que entre en él, que lo pueda contaminar; pero lo que sale de él, eso es lo que contamina al hombre. Si alguno tiene oídos para oír, oiga”. Cuando se alejó de la multitud y entró en casa, le preguntaron sus discípulos sobre la parábola. Él les dijo: ¿También vosotros estáis así, sin entendimiento? ¿No entendéis que nada de fuera que entra en el hombre lo puede contaminar, porque no entra en su corazón, sino en el vientre, y sale a la letrina? Esto decía, declarando limpios todos los alimentos”
Hechos 10: 9 - 16
“Al día siguiente, mientras ellos iban por el camino y se acercaban a la ciudad, Pedro subió a la azotea para orar, cerca de la hora sexta. Sintió mucha hambre y quiso comer; pero mientras le preparaban algo le sobrevino un éxtasis: Vio el cielo abierto, y que descendía algo semejante a un gran lienzo, que atado de las cuatro puntas era bajado a la tierra, en el cual había de todos los cuadrúpedos terrestres, reptiles y aves del cielo. Y le vino una voz: Levántate, Pedro, mata y come. Entonces Pedro dijo: Señor, no; porque ninguna cosa común o impura he comido jamás. Volvió la voz a él la segunda vez: Lo que Dios limpió, no lo llames tú común. Esto ocurrió tres veces; y aquel lienzo volvió a ser recogido en el cielo”
I Corintios 10: 25 - 26
“De todo lo que se vende en la carnicería, comed, sin preguntar nada por motivos de conciencia, porque del Señor es la tierra y todo cuanto en ella hay”
(Es decir se puede comer de todo en todo momento. No es necesario abstenerse de algún tipo de alimento por motivos religiosos)
Incluso leí este también:
I Timoteo 4: 1-5
“Pero el Espíritu dice claramente que, en los últimos tiempos, algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, de hipócritas y mentirosos, cuya conciencia está cauterizada, Estos prohibirán casarse (celibato sacerdotal!!) y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participaran de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad, (no comer carne en cuaresma!!) porque todo lo que Dios creó es bueno y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias, ya que por la palabra de Dios y por la oración es santificado”
(Wow! mandar abstenerse de alimentos es apostasía, engaño, doctrina de demonios, hipocresía y mentira)
Todo esto comenzó a hacer sentido para mí, definitivamente el Cristianismo era superior a la tradición que me habían enseñado, era superior a la religión que me habían enseñado, tenía conceptos mas profundos y lógicos, producían cambios en el interior, no en lo externo.
Desde que entendí esto, ¿saben lo que hice?, pues….
¡¡A COMER CARNE EN CUARESMA!!

Sacado de internet